Actions

Work Header

It's an emergency, Sousuke!

Work Text:

Cuando Makoto le dijo que tenía que regresar a Japón porque era urgente, no lo tomó en serio. Vamos, el chico suele ser algo dramático a veces y cualquier cosa pequeña la hace grande.

Pero cuando mencionó el nombre de Haruka, todo cambió.

–Rin–Sousuke lo saludó en cuanto lo vio llegar. –¿Cómo estuvo tu via ...

Pero Rin ni siquiera le miró, sólo pasó a su lado a toda prisa y se metió al carro en el que Sousuke fue a recogerlo.

Sousuke parpadeó confundido.

–¡Oye, date prisa!–Rin había bajado la ventanilla del copiloto para gritar y apresurar a su amigo. –¡Es de vida o muerte!

'Vida o muerte', como no. Todo lo que tenía que ver con Haruka Nanase era de vital importancia para Rin, fuera o no grave la situación.

Sousuke suspiró derrotado. Sería un viaje corto pero tenso. Rin seguramente le estaría gritando por no manejar más rápido o por no haber buscado mejores rutas.

Y cuarenta minutos después, de gritos y gruñidos por parte de Rin al haber encontrado algo de tráfico, Rin ni siquiera espero a que Sousuke detuviera el auto cuando salió casi corriendo hacia el departamento de Haruka, olvidando su maleta en el asiento trasero.

Makoto no era el único exagerado, por lo visto.

Rin incluso subió los escalones de tres en tres y casi empujando a la gente que subía o bajaba del edificio de apartamentos. Casi se resbala por llegar rápido a la puerta del departamento de Haru y tocar el timbre.

Suerte para el que Gou no era así.

–¡Oye, Makoto!–Rin estuvo golpeando la puerta y tocando el timbre repetidamente hasta que alguien le abriera. –¡Abre la puerta!

Y ni diez segundos después, la puerta se abrió revelando a un Makoto agotado usando un mandil de cocina. –Rin, finalmente.

Rin empujó a Makoto y se metió al departamento sin decir un 'Hola', dirigiéndose al cuarto directamente. –¡Haru!

Makoto, sin quedarse atrás, fue detrás de Rin, dejando la puerta abierta para que Sousuke entrará porque obviamente Rin no pudo haber venido solo del aeropuerto. Aunque cree que su amigo si sería capaz de hacerlo si Sousuke no hubiese llegado a tiempo.

–Rin, en la cocina–Gritó Makoto.

Rin dio media vuelta y se congeló en la entrada de la cocina al ver la imagen frente a él.

¿Había estado nadando mucho e ingirió agua por accidente?

Haruka estaba sentado en la mesa de la cocina rodeado por varios platillos de carne, dulces y refrescos de diferentes sabores. Comía como si nunca hubiese probado nada de eso.

–¿Haru?–Preguntó tentativamente

–Rin, por favor–Makoto se estaba quitando el delantal para cuando llegó junto a Rin. –Has algo, su entrenador va a gritarme si no lo detenemos.

–Haru–Rin se acercó lentamente, sin saber que hacer o decir. –Háblame

Haru lo ignoró en favor de seguir devorando el pedazo de bistec con papas que tenía frente a él.

Al no ver reacción, Rin decidió arrastrar una de las sillas y sentarse junto a Haru, apartando con cuidado los platos que estaban casi amontonados.

–Oye, ¿que ocurre?

Haruka sólo apartó una de sus manos de los utensilios que ocupaba para comer y sacó un papel de su pantalón. Estaba doblado y arrugado, como si hubiese sido doblado y desdoblado varias veces. Sin dejar de comer, se lo entregó a Rin y regresó a lo que estaba.

Rin tomó el papel confundido y lo desdoblo con cuidado, asegurándose de no romperlo en el proceso. Lo leyó rápido la primera vez. La segunda fue lentamente. La tercera y la cuarta fue para rectificar que no estaba leyendo mal o estaba soñando.

Makoto se acercó detrás de él para saber de qué trataba todo. El no sabía de la existencia de ese papel.

Antes de hacer algo, Rin miró a Haru por última vez, buscando alguna pista de que era una broma. Pero no vio nada de eso. Es más, la fugaz mirada que Haruka le dio era clara y directa, 'Esto es culpa tuya'.

Para cuando Sousuke se unió a ellos, su confusión sólo aumentó al ver a Rin levantarse, tomar el delantal de Makoto y ponérselo el mismo para dirigirse a la estufa. Ver a Haruka comiendo toneladas de carne tampoco era normal. ¿Que estaba pasando?

El chillido que Makoto dio llamó su atención y como respuesta, Makoto le estampó en la cara el papel que Haruka le había dado a Rin antes.

Tomó el papel y lo leyó.

Oh, por dios.

Era una prueba de embarazo positiva.

De Haru.

El sonido de la carne golpeando el aceite lo hizo reaccionar.

–Makoto, muchas gracias por ocuparte de Haru y mi bebé–Rin hizo una pequeña reverencia en agradecimiento. –Pero me ocuparé de ellos de ahora en adelante

Tanto Makoto como Sousuke se miraron sin poder creer lo que veían.

Al ver que Rin estaba concentrado en cocinar para Haru y Haru estaba concentrado en su comida, ignorandolos a ambos, procedieron a retirarse en completo silencio.

–¿Sabias que Nanase podía quedar embarazado?–Sousuke preguntó una vez que estuvieron afuera.

–No, Haru nunca me comentó nada–Ambos se quedaron un rato en el pasillo, recargados sobre la barandal. –Aunque no creo que el tampoco estuviera enterado.

–Rin nunca tuvo ningun acercamiento con nadie como con Nanase

Se miraron por unos segundos y comenzaron a reír una vez que se dieron cuenta de lo que pasó con sus amigos.

–¿Debemos decirle a los demás?–Sousuke se movió mostrándole el camino a Makoto.

–Creo que Rin y Haru lo harán a su tiempo–Makoto regresó a su amable actitud y su tipica sonrisa cálida.

El de ojos azules negó con la cabeza, riendo todavía.

¿Quien diría que uno de los mejores nadadores de Japón terminó por embarazar a otro de los mejores nadadores de Japón en su primera vez por no cuidarse?

Honestamente, Sousuke siempre pensó que Rin era el más probable en poseer el gen especial de todos. Tal vez incluso Makoto, pero Haruka nunca pasó por su mente.

Oh,  Haruka seguramente negaría en un futuro que nunca tuvo un antojo y mucho menos que fue carne y toneladas de azúcar.