Actions

Work Header

Carpetober

Chapter Text

Nota el aire vibrar al ser cortado múltiples veces a su izquierda por encima de su cabeza, ve las flechas con el rabillo del ojo, sabe que detrás suya está su mujer, pero Dee se gira por instinto, ve a su esposa está sujetando el escudo delante de ella, brilla con un fulgor rosa y la mira con una media sonrisilla, pero Dee no encuentra las flechas, no las ha escuchado rebotar contra el escudo, ni están clavadas en el suelo, la luz rosa que baña a Oppa parpadea y desaparece, Oppa cae de rodillas y al hacerlo es escudo baja, Dee ve cuatro saetas apenas asomar del pecho de la minotaura, ahora cubierta de rojo.
Recorta el espacio que las separa y le pone las manos en el pecho, consigue reducir algo sus heridas, pero Dee sabe que solo lo está retrasando, Oppa la sigue sonriendo le limpia una lágrima con una pata temblorosa, su mirada está seca, en paz, como si la estuviera mirando nada más despertar, la ira la inunda.
-OPPAOPPAOPPAOPPAOPPA- Dee no está segura de si lo está pensando o lo está chillando, pero no importa, la diosa estalla, es pura luz rosa, los árboles se agitan a su alrededor por un viento inexistente, incluso sus aliados se alejan de ella asustados por ella.
La hierba comienza a crecer junto con enormes zarzas con sus flores rosas, las espinas destrozan a cada enemigo desgarrando carne a su paso, las raíces salen de la tierra y atrapan a los soldados del imperio ahogándolos, reduciendo sus huesos a simple polvo y Dee está en medio de todo levitando a varios metros del suelo, cuando ya no queda ni un enemigo vivo Dee desciende y vuelve con su mujer que sigue tendida en el suelo, ya apenas respira.
-Lo siento tanto, mi amor.- dice la diosa con voz quebrada depositando un beso en los labios de su mujer que se están empezando a poner fríos.
Las flores de Di'Nael crecen, esta vez sin una espina, y rodean a Oppa. Dee cae aún consciente pero agotada al suelo.

 

Oppa abre los ojos tomando aire a bocanadas y llevándose las manos al pecho, mira a su alrededor, lo siente extraño, como si el bosque que está a su alrededor estuviera y a la vez no, cuatro pares de ojos la miran desde arriba, es Nae'Sin es la primera en acercarse, le tiende la mano, Oppa la toma pero no tira de ella para levantarse, se siente fuerte.
-¿Qué ha pasado? ¿Me he muerto?
-No, ma' bien Di'Naeh te ha ascendío.- Fey'Ael hace un gesto hacia los cuernos de Oppa, ella se lleva las manos hacia ellos y nota una corona de flores rosas.
-¿Cómo que me ha ascendido?
-Os ha cambiado, ahora ella es la mortal y tú ocuparás su puesto con nosotras.- explica En'Kil
-Ya eras famili, Europa, pero antes de darte la bienvenida al pentagrama como la ocasión merece supongo que querrás bajar a reencontrarte con tu mujer.
-Sí, por favor.
Y Nae chasca los dedos y Oppa aparece al lado de Dee que sigue exactamente dónde estaba, Oppa la envuelve con sus brazos y pasan así varios minutos, en silencio.
-¿Pero cómo se te ocurre?- mustia Oppa.
-Porque vivir sin ti no es vida.