Actions

Work Header

Carpetober

Chapter Text

Hacía ya un par de meses que Miri había empezado a trabajar para Sarima, la habían pillado colándose un día en la cocina, bueno a lo mejor había sido más de un día, pero Miri había seguido intentando entrar, en parte porque cuando la pillaban el hombre de la taberna le acababa dando un plato de comida caliente y en parte porque para Miri era casi un juego, un pilla-pilla personal entre ella y el tabernero, colarse en sitios le solía resultar medianamente fácil, pero aquí era imposible que no la cazaran, ese hombre tenía ojos en la nuca u oído de tabaxi y siempre la descubría.

Pasó al rededor de un mes cuando Dariman y Sarima la ofrecieron un pequeño cuarto donde poder descansar, ella terminó aceptándolo, pero solo porque le viene bien para sus negocios, con los recado de Sarima gana dinero y puede dormir a cubierto, para nada se queda por el delicioso olor que siempre parece flotar en el ambiente y que Miri ya llama en su cabeza "el olor a casa", para nada es por cómo nota el cariño de Sarima cuando la revuelve el pelo al pasar por su lado o cómo ve el amor en los ojos de Dariman cuando le prepara su plato favorito, para nada es por la felicidad y la seguridad que le produce tener todo aquello por primera vez. Claramente Miri está aquí solo por negocios.