Actions

Work Header

Carpetober

Chapter Text

Sylek había ganado el laúd y se había pillado una buena cogorza, y eso le parecía genial, bueno lo de emborracharse le gustó más cuando sucedía que al día siguiente, todo sea dicho. Pero había algo que todavía no había podido de dejar de dar vueltas, había perdido la perla de su padre, su madre le iba a matar, y tenía sus motivos, él también estaba muy enfadado consigo mismo por perderla, era idiota, había perdido la perla que representaba a su diosa, esa que Jak le enseñaba cuando era todavía demasiado pequeño como para entender y le prometía que llegado el momento se la daría para que le diera suerte, había perdido la perla de su padre, la última cosa que le quedaba de él, tenía ganas de golpear algo, de gritar, de llorar.

Estos pensamientos se fueron haciendo cada vez más fuertes cuanto más se acercaban a Puerto Negro.

Su madre tardó un par de días en preguntarle qué había pasado con la perla y Sylek sin poder aguantarse más se lo contó, Yera le gritó, mucho, pero el chico aguantó los gritos, lo peor fue cuando guardó silencio, a Sylek se le llenaron los ojos de lágrimas y Yera no pudo más que abrazarle, los dos lloraron en silencio, pero ya no lloraban solo por la perla.