Actions

Work Header

Carpetober

Chapter Text

Hacía ya tiempo que Shio Miyabi se había fijado en la pequeña de las Kaiba, todo el mundo miraba siempre a Akane, era lanzada, era ruidosa, dejaba las cosas claras y luego tenemos a Akari, que es mucho más prudente, más callada, mejor estudiante, más lista, mucho más guapa, con esa sonrisa de medio lado y esa trenza, desde luego que Miyabi se había fijado en Akari Kaiba, pero no esperaba que Kaiba se hubiese fijado en ella, es verdad que cuando hablaban siempre la trataba bien, pero Kaiba siempre trataba bien a todo el mundo, y cuando la propuso ser la vicepresidenta del consejo se emocionó, se emocionó de más porque significaría estar más con Kaiba, aunque esta Kaiba fuese un poco diferente a la que había conocido ahora más que nunca necesitaba a alguien que la ayudase, y tiene a sus amigas del club de Hanafuda pero tampoco le vendría mal que alguien le recordase que se cuidara de vez en cuando.
Ay y si el día que la seleccionaron para ser vice estaba nerviosa no podía ni siquiera poner en palabras cómo se sentía hoy. Hoy ha quedado con Kaiba, lo propuso con las esperanzas de que dijera que sí pero con la certeza de que le iba a decir que no a su proposición de verse fuera del colegio y de ir a tomar algo. Le ha dado mil vueltas al armario y tiene toda la ropa extendida por encima de la cama, va cogiendo diferentes combinaciones y nada le parece adecuado para… ¿para ver a Akari Kaiba? No sabe si es una cita, porque no sabe si Kaiba lo considera una cita, mejor no hacerse ilusiones, se lo repite mientras selecciona el vestido verde con pequeñas florecitas otoñales que combina con el cárdigan que se compró el año pasado y por supuesto las botas negras de cordones, lo repite en su mente mientras viaja en el autobús y lo vuelve a repetir mientras espera en la puerta de la cafetería, “no te hagas ilusiones Shio Miyabi”, pero esa frase muere en su mente cuando ve acercarse a Akari Kaiba con una blusa, una falda larga y con un cárdigan similar al que lleva ella, sonriéndola tímidamente y sabe que es tarde.